COMUNICADO DE OTRAS TRAS LA SENTENCIA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID, EN RELACIÓN A LOS DELITOS DE VIOLACIÓN Y ROBO A UNA TRABAJADORA SEXUAL

Tras la sentencia por los delitos de violación y robo a una trabajadora sexual, en la que el tribunal ha fallado que se trata de un delito de abusos y no de violación, al considerar que los fármacos que el agresor introdujo en la bebida de la víctima anularon su voluntad y, por ende, hicieron innecesaria la violencia física, el Sindicato OTRAS quiere expresar su rechazo a la decisión judicial y mostrar todo nuestro apoyo a una compañera que ha sido doblemente agredida; primero por su agresor y más tarde por un tribunal.

En la sentencia, la Audiencia Provincial de Madrid ha optado por una de las condenas más bajas, 4 años y medio por abusos sexuales y medio año más por robo.

Desde OTRAS, a pesar de acatar, rechazamos firmemente la sentencia y consideramos que es una muestra más de la violencia institucional que se ejerce diariamente hacia nuestro colectivo. Como mujeres y trabajadoras sexuales, somos vulneradas en nuestros derechos fundamentales de forma sistemática y somos víctimas de un estado que, lejos de considerarnos iguales al resto de la ciudadanía ante la ley, y lejos de reconocernos como sujetos de pleno derecho, promueve políticas abolicionistas que nos reducen a mercancías u objetos contra los que se puede atentar con total impunidad.

El gobierno de Pedro Sánchez que, considera la prostitución que se ejerce libre y voluntariamente como una forma de violencia hacia las mujeres que hay que erradicar, justifica con sentencias como ésta la violencia objetiva que otros ejercen hacia nosotras. Si tanto les preocupamos como mujeres, quizás debería preocuparles que nos violen y nos agredan impunemente, con la complicidad de las instituciones, en vez de reforzar esta violencia a través de la estigmatización y la discriminación. Pero parece que para el gobierno socialista las trabajadoras sexuales somos ciudadanas de segunda que no merecemos ni derechos fundamentales.

En el día en que se cumplen 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cabe recordar que los derechos de los y las trabajadoras sexuales también son Derechos Humanos.

¡NO ES ABUSO, ES VIOLACIÓN!

Impactos: 379

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*